miércoles, 19 de noviembre de 2008

19.11.08 - Roban un coche con una niña en el asiento trasero en Orihuela

Los ladrones abandonaron a la pequeña de cinco años junto a una casa
PILAR M. MACIÁ/EP| ORIHUELA

Tremendo susto el que se llevó el lunes una vecina de Orihuela cuando se disponía a dejar a sus dos hijas en el colegio. Sobre las nueve de la mañana, la mujer paró con su vehículo en la puerta de una guardería de la pedanía de Molins y bajó a la más pequeña para dejarla en clase. En ese momento, dos individuos aprovecharon para robar el turismo sin darse cuenta, al parecer, de que en los asientos traseros viajaba la hija mayor de la propietaria, a la que esta iba a dejar con posterioridad en el colegio, según informaron fuentes policiales.

Testigos de los hechos indicaron que la mujer salía de la guardería justo en el momento en el que los ladrones escapaban a bordo del coche. Incluso, la dueña del turismo golpeó la parte de atrás del automóvil sin lograr que los delincuentes parasen.

Los individuos sustrajeron el coche en pocos segundos debido a que la mujer dejó el vehículo -tipo monovolumen- con las llaves puestas y el motor encendido.

Minutos después, una patrulla policial recuperó sana y salva a la pequeña, de cinco años de edad, en una vereda cercana a uno de los sotos del río Segura que pasan por esta pedanía. Todo apunta a que los ladrones se percataron de su presencia y decidieron bajarla del automóvil y continuar con su huida a bordo del coche robado.

Dejaron a la menor junto a una vivienda habitada en la misma pedanía oriolana, a unos cinco kilómetros de distancia del colegio, y le dijeron que llamara a la puerta de la casa para que avisaran a sus padres.

La madre tuvo que ser trasladada al Hospital de la Vega Baja a causa del ataque de ansiedad que sufrió al ver cómo le robaban el coche con la pequeña en su interior.

La niña, de una familia española de la misma pedanía, se encuentra en perfectas condiciones físicas y fue entregada a sus allegados poco después.

Otra pedanía oriolana, Campoamor, ya registró un suceso similar en agosto del 2005, cuando unos ladrones robaron un BMW en una gasolinera con una niña pequeña dentro.

Los cacos aprovecharon que los padres habían salido un momento y se habían dejado abierto el coche para hacerse con él. Esa misma noche, unas horas después, fueron detenidos en Murcia capital.

sucesos@lasprovincias.es

No hay comentarios: